Dicen que estamos hechos de historias…

Nota de keepSon algo más de las 2:30 de la madrugada y aquí estoy. Delante de la pantalla del portátil porque no he podido conciliar el sueño tras regresar del cuarto de baño.
Es lo que tiene no poder dormir, que te pones a pensar,  pero resulta que las pocas ideas que me vienen  en esta fase de vigilia se me olvidan al despertar, así que he cogido el smartphone y he comenzado a apuntar en Keep, (el creador de notas y listas de Google) lo que suponía que podía ser un post. Solo pretendía ser una anotación para que mañana la idea estuviese fresca y poder así continuarla, pero en lugar de eso me he levantado, he encendido el laptop y me he puesto a juntar letras en busca de un post, que bastante trabajo cuesta enfrentarse a un folio en blanco. (No se si lo terminaré, si bostezo mucho me vuelvo al catre). Así que al lío…

Wester Digital y Seagate
Western Digital y Seagate con un Tearabyte de capacidad de almacenamiento.

Dicen que estamos hechos de historias y ésta que me ha acontecido, al igual que muchas otras, se merece un post. Un post que habla de la amistad, de las redes sociales y de mucho más.
Érase una vez un disco duro Western Digital con una memoria prodigiosa, era capaz de almacenar un Terabyte. ¿prodigiosa un TB?, dirá cualquier Millenial mostrándome su terminal de última generación. A lo que responderé que si, ya que este HD lleva ya conmigo unos años, fue de los primeros discos duros de un terabyte que salieron al mercado, el pobre necesita alimentación externa para funcionar y ha sufrido el paso de muchos formateos, particiones y ha sido testigo de muchos recuerdos gráficos que han pasado por sus cilindros. A la imagen me remito donde podéis ver mis dos discos duros externos, los dos con la misma capacidad pero menor volumen y otras zarandajas técnicas que no vienen al caso. 😉

recuperación del disco
La terminal de Linux haciendo conjuros digitales de alto nivel.

El caso es que el otro día en la página de Facebook, colgué una foto del proceso de recuperación  del disco duro, éste contenía dos particiones y una de éllas no la reconocía ningún sistema operativo ya que toqué el botón de no tocar al instalarle una distribución Linux en una de éllas. (Verborrea friki, no hagáis ni caso)
La cuestión es que ya lo di por perdido, resignándome a disponer de 500 GB, quedándome asi con la mitad.

A caballo entre Linux y Windows aprovecho lo mejor de cada sistema operativo y el otro día, sediento de información entré por casualidad en el hilo de un post  sobre recuperación de particiones perdidas en el cual encontré un comando mágico en Linux con el que pude recuperar el dicho espacio.

 

sudo badblocks -s -v -n -f  /dev /sdd

 

Leí en diagonal el post centrándome tan solo en la solución, así que no me acuerdo que hace concretamente el comando, lo que sé es que funcionó, tardo tres días pero funcionó. Esta es una de las bondades de Linux.

Ojalá hubiesen comandos así en el 1.0 para recuperar el tiempo perdido, ¿eh? 😉

La cuestión es que tengo recuperado al abuelo, preparado para almacenar mas batallitas gracias a Internet,  gracias a personas generosas que comparten conocimiento a través de la red. No es la primera vez que ni será la última, seguiré encontrando dificultades y encontraré personas que me ayuden a resolverlas. Eso es lo grande de Internet, las personas.

Pero a los hacedores de herramientas para comunicarnos e interactuar a través de Internet les ha dado por etiquetarnos. Me explico:

  • En Twitter somos #followers
  • En Instagram somos #igers
  • En Youtube somos #youtubers
  • Si seguimos páginas en Facebook somos #fans
  • Y si tenemos perfil de Facebook se supone que tenemos amigos.

“Son las 5:05 y después de estas lineas y dos infusiones se me caen los párpados. Lo voy a dejar aquí .”

morfeo
“Son las 9 y continúo donde lo dejé con una nota final que en Keep apunté antes de dormirme.”

Todos tenemos acceso a la definición de la palabra amistad, pero no todos tenemos el mismo concepto de élla. Influyen muchos factores, situaciones vividas, desilusiones, amistades que te la negaron cuando más falta te hacía, rupturas inesperadas y un largo etc  que te hacen valorarla más.

Me surgen un montón de dudas sobre su significado cuando veo en la red social de la amistad, Facebook, (adviértase la fina ironía) memes, citas, indirectas envenenadas, y frases inspiradoras sobre élla y sobre los que supuestamente no la tratamos como deberíamos.
Después de esta parrafada puedo asegurar que tras el tiempo que llevo en redes sociales se perfectamente en manos de quien me dejaría caer, llámale follower, iger, youtuber, fan o amigo.
Es el caso del tuitero @TatsuHattori, (Tatsu Hattori, que ayer se presto a última hora de la noche para ayudarme ya que debido a una confusión puse Facebook con caracteres cirílicos y no era capaz de encontrar el enlace para cambiar el idiioma, (º.º)) con él comparto followers y a partir de hoy amistad en Facebook; inspirador de esta acumulación de letras e imágenes, llamada post. Una persona que tienen el don de cambiarte el chip con apenas intercambiar unos cuantos caracteres. Como podéis comprobar hace tiempo que no escribía nada en el blog y ha sido capaz de activar mis ganas de continuar.
Es un tipo cercano de una gran simpatía el cual os va a sorprender.  (Este post nace de un video que me envió y que no lo pondré aquí) winking9

Eso si, recomiendo que visitéis una de sus parcelas virtuales donde escribe cosas interesantes sobre redes sociales y el social media: CommunitySan donde podréis adquirir conocimientos de una forma amena y con un lenguaje cercano.

Y voy terminando sobre esta reflexión particular sobre la palabra amistad que ya me he pasado de caracteres y de palabras y estoy faltando al compromiso que adquirí. winking9

Os dejo “esta escueta encuesta” (si lo dices tres veces seguidas correctamente estás exento de hacerla…;))  con la que me ayudaréis a mejorar mi día a día en el blog.

Gracias como siempre por llegar hasta el final, cosa que no hacen algunos ojeadores de  currículum vitae, operarios de recursos humanos #RRHH o también llamados seleccionadores de personal… 😉

Agradecimientos a Flaticon por su carita descarada. winking9

Anuncios

Autor: Bohórquez®

Apasionado de la tecnología, las redes sociales, la publicidad, la creatividad, la fotografía, la cocina y un millón de cosas más. Antes me dedicaba a los trabajos verticales y actualmente me dedico a dinamizar y gestionar redes sociales. Facilito y doy soporte a particulares y pequeñas empresas en su transición al mundo digital asesorando con la mejor estrategia de contenidos para su negocio o marca. ¿Hablamos?

2 comentarios en “Dicen que estamos hechos de historias…”

Si te apetece puedes dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s